5 métodos de estudio que funcionan.

Estudiar con eficacia no es cuestión de casualidad. Los educadores y psicólogos han investigado los métodos de estudio durante años. Algunos de los mejores estudios provienen de las mejores universidades: Stanford, Chicago e Indiana, donde experimentos precisos con grupos de estudiantes han arrojado luz sobre los métodos de estudio más eficaces. Los estudiantes que siguen estos métodos aprenden más fácilmente, retienen material por períodos de tiempo más largos y se ahorran horas de estudio. Los diez métodos de estudio que los investigadores han encontrado más eficaces son:

1. Hacer y seguir un plan de estudio

Todos los seres humanos gastamos una serie de horas en dormir y comer. A partir de ahora deberás guardar unas horas establecidas para el estudio.
Manten el mismo horario fielmente. La cantidad de tiempo necesaria para el estudio variará para cada individuo dependiendo de las habilidades con la materia. Se recomienda un promedio de dos horas de estudio diarias por cada hora de clase. Ir a clase es sólo el principio; ¡el verdadero trabajo comienza después en casa!

5 métodos de estudio

2. Prepara tu área de estudio con todos los materiales que necesites

Tu escritorio o mesa de estudio debe estar equipado con todos los materiales que puedas necesitar para completar la tarea, por ejemplo, lápices, lapiceros, clips, borradores, grapadoras, papeles, diccionarios, agua, etc. Para algunas tareas, es posible que necesites una calculadora u otros suministros. Con tus materiales a mano, puedes estudiar sin interrupciones. Olvídate del móvil. Puedes devolver las llamadas después de terminar los estudios. Llevar un bocadillo y bebidas al lugar de estudio eliminará esos viajes interminables a la cocina que interrumpen la concentración.

3. Estudiar en un entorno apropiado – a la misma hora, en el mismo lugar, todos los días

Si la concentración es un problema, entonces el entorno adecuado te ayudará mucho. tu escritorio o mesa de estudio debe estar en un lugar tranquilo, libre de tantas distracciones como sea posible. Te concentrarás mejor cuando estudies en el mismo lugar todos los días. Es un juego mental. Por ejemplo, cuando te sientas en la mesa de la cocina, automáticamente tu cerebro piensa en comer. Cuando te sientas en un sillón, en ver la televisión, etc. Desarrollar el hábito de estudiar en el mismo lugar a la misma hora todos los días mejorará tu concentración.

4. No depender de la inspiración para la motivación

¿Puedes imaginarte a un atleta en entrenamiento esperando inspiración para entrenar en la preparación de unos Juegos Olímpicos? Por supuesto que no. Se entrenan a diario para mantenerse competitivos, quieran o no. Al igual que el atleta, debes entrenarse para las pruebas y exámenes haciendo las tareas y preparándote diariamente para estar listo para la acción.

5. Usa tarjetas

¡Las tarjetas o “chuletas” no son solo para niños! Son una herramienta de estudio legítima. Use la tarjeta para escribir un término importante, y en el reverso, escriba una definición sobre ese término. Lleva tus tarjetas contigo. Úsalas durante los “tiempos muertos”, como estar en el metro, esperar en la consulta del médico o dentista, coger un autobús o tomar Guarda algunas en la guantera del coche para los atascos. Ponlas en el espejo del baño para echar un vistazo mientras te afeitas o aplicas maquillajes.

 

BONUS:

Como estudiar Star Wars

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>